En momentos de crisis siempre surgen respuestas críticas. Es difícil resistir la tentación de agarrarse a los orígenes, de volver la vista atrás y añorar ese mundo cómodo en el que todo estaba tan claro y todo era tan fácil. Cuando lo viejo se derrumba y lo nuevo está por nacer, los profetas berrean entre las grietas, y no son pocos los que están dispuestos a escuchar sus aullidos, admoniciones y lamentos.

Este es el comienzo de mi primera colaboración para Cultvana, que se titula Brave New World y puedes leer completa pinchando aquí. El artículo viene con unas ilustraciones originales, realizadas ex profeso para mi texto, de Tomás Serrano. Los chicos de Cultvana se lo han currado muy bien y se han inventado una forma de sostener financieramente su proyecto: si te gusta lo que lees, puedes comprar el número pinchando en el enlace habilitado para ello.

Mirad qué ilustración tan chula me han hecho:

About these ads