El otro día les enseñé la portada de mi nueva novela. Hoy les enseño toda la cubierta. En argot de diseñador anglosajonizado esto se llama un layout. Es decir: portada, lomo, contraportada y solapas. En jerga editorial, todos los textos que se imprimen aquí (fundamentalmente, el perfil biográfico de la primera y la sinopsis, las citas y las medallas de la contra) se llaman paratextos. Y ciertamente tienen algo de paramilitar, de carácter ofensivo y chulo. Hay otro paratexto que irá en una banda aparte. Ese ya lo verán en las librerías.

Pinchen en la imagen para ampliarla.

Una noticia sobre esta novela que ya estoy autorizado a dar afecta a los amigos de Argentina, pues se va a editar simultáneamente allí y en España. Lo distribuirá en todo el país Ross Fundación Editorial, unos veteranos libreros-editores de la ciudad de Rosario que, entre otros muchos autores, han publicado a mi querido y malogrado Roberto Fontanarrosa. La novela estará en la próxima Feria del Libro de Buenos Aires, a finales de abril.

Iré dosificando el autobombo, pero hay más cositas que anunciaré progresivamente.

PD.- No lo he dicho, pero muchos ya lo saben o lo han adivinado: la portada es una ilustración de Óscar Sanmartín hecha ex profeso y directamente inspirada en una lectura del libro que me ha sorprendido por lo apasionada. Como autor que soy, les confieso que le va perfecta, condensa y proyecta todo lo que mi libro pretende ser. Me gusta gustar a Sanmartín, y espero que a él le guste que me guste él. Aunque no es momento de que empecemos a chuparnos las pollas, que dirían en la peli aquella.

Anuncios