El miércoles, cuando presenté mi novela en Linares, me pidieron que recomendara un libro que hubiera leído recientemente. Hablé de Esperanza: una tragedia, de Shalom Auslander (La Fnac me pidió por Twitter una recomendación para la Feria del Libro y también di ese título). Tengo pendiente escribir un post sobre él (y otro con la crónica de la loca, divertida y sorprendentemente multitudinaria presentación en Linares, la cuna de Raphael y la plaza donde triunfó el toro Islero), pero, de momento, aquí les dejo esta cita:

Pinkus había escrito varios libros intentando demostrar, histórica y matemáticamente, que el mundo iba cada vez mejor. «Nos estamos volviendo —insistía su último libro— mejores personas: cada vez somos más humanos, más atentos y menos violentos.» El libro, titulado You’ve Got to Admit It’s Getting Better, A Little Better All the Time, se había convertido en un best-seller. El profesor Jove había escrito un libro sobre la futilidad de la esperanza titulado Hello, Darkness, My Old Friend. Aún estaba mandando cartas a las editoriales.

Anuncios