(Por sobrecarga de trabajo, la segunda parte prometida del post de ayer se pospone a la semana que viene. Hay semanas en las que uno no llega ni a la mitad de lo que se propone llegar.)

Anuncios