Este bloguero se toma unos días de permiso de paternidad y tendrá bastante descuidado el blog, aunque no por mucho tiempo. Pronto volveré, si los ánimos y las apetencias así lo dictan, con una crónica jocosa de estos días de meconio e insomnio.

Anuncios