Escritor // Spanish writer

Representado en todo el mundo por The Ella Sher Literary Agency // Foreign rights owned by The Ella Sher Literary Agency

International editors asking for submissions, please contact
The Ella Sher Literary Agency 

contact@ellasher.com
Calàbria 281, esc A 6º 4º
08029 Barcelona, Spain

Sergio del Molino (Madrid, 1979), escritor y periodista español. Autor, entre otros libros, del ensayo La España vacía: viaje por un país que nunca fue (2016), una reflexión literaria sobre las contradicciones campo-ciudad y una reflexión en torno al país que ha tenido una gran repercusión en el debate público e intelectual; La hora violeta (2013), ganadora de varios premios, como el Ojo Crítico o el Tigre Juan, y traducida a varios idiomas, donde narró la enfermedad y muerte de su hijo Pablo; la novela Lo que a nadie le importa (2014), donde anticipa en clave narrativa algunas de las reflexiones que se desarrollan en La España vacía; No habrá más enemigo (2012) o El restaurante favorito de Nina Hagen (2011). La muerte de su hijo tras una grave leucemia transformó radicalmente su escritura y le convirtió en una referencia sobre el duelo y el tabú de la muerte de los niños, cuestiones sobre las que ha escrito en muchas tribunas. Participa con asiduidad en charlas y foros públicos sobre literatura, sanidad y, últimamente, política, geografía e historia. Ha sido reportero en diarios y colabora en El País y en otros medios escritos y audiovisuales.

Sobre sus libros se ha dicho:

“Todavía tengo mucho que aprender de este libro [La España vacía]”.
Antonio Muñoz Molina, El País

“And for all the author’s thoughtfulness and exactitude, his intellectual searching, it is Sergio del Molino’s grief, into which we’re drawn, that powers this beautiful, bitter, essential book”.
Sarah Crown, The Times Literary Supplement

“Era necesario que alguien se sentara a escribir este libro que no existía. Lo ha hecho Sergio del Molino. No sé si lo habría podido hacer mucha más gente. Si este libro tratara de Francia y hubiese sido escrito por un francés no tardaría demasiado tiempo en formar parte de los manuales de lecturas obligatorias de los últimos años de la secundaria con toda seguridad”

Andrés Barba, El Cultural de El Mundo

—-

 

«Excelente prosista, capaz de hacer relevante lo trivial con el solo poder de la palabra exacta y la formulación imaginativa.»
Ricardo Senabre, El Cultural

«Hay libros que pasan sin dejar huella y libros que acompañan toda la vida a quien los lee. Y este es el caso de La hora violeta: cuando uno lo cierra, ya es una persona distinta a la que lo empezó.»

Mariano García, Heraldo de Aragón

«Sergio escribe con poesía y con martillo. Hay una fragua interna que se ha vuelto palabras y búsqueda en la historia y en la identidad.»
Ernesto Pérez Zúñiga

«Cuando tuve La hora violeta entre mis manos me fui a casa convencida de que me llevaba una pequeña joya, no solo porque Sergio haya abordado la muerte de Pablo, su hijo de 2 años, como lo hace -con sensibilidad, sin caer en el morbo, con realismo-, que también, sino por cómo afronta el dolor, la rabia, la desesperación, las largas noches y madrugadas de hospital, pendiente de todos y cada uno de los movimientos de su pequeño, pero sobre todo la delicadeza con que describe el final de la vida de su hijo, que apenas si ha tenido momentos de alegría, porque al poco de nacer ya la detectaron una leucemia muy agresiva.»
Rosa Villacastín

«La hora violeta es la hora que ninguno querríamos vivir, y, sin embargo, Sergio del Molino consigue que la vivamos hasta el final con él, imantados por su insólita capacidad para poner en palabras justas, en palabras dolorosamente bellas, el silencio atroz que provoca lo que ni siquiera nos atrevemos a nombrar.»
Marcos Giralt Torrente

«A veces la literatura puede estar a la altura de experiencias a las que suele despacharse con la socorrida etiqueta de inefables. La hora violeta es otro de esos libros.»
Javier Rodríguez Marcos, Babelia

«Si nos conmovió a todos con La hora violeta, donde vida y literatura son a la vez un desgarro y su proceso de cicatrización, en Lo que a nadie le importa vuelve a emocionarnos con la aguja de suturar que es su literatura.»
Guillermo Busutil, La opinión de Málaga

«Tiene una altura (literaria y ética) olímpica. Obligatoria.»
Xurxo Fernández, El Correo Gallego

«Sergio del Molino ha escrito una sólida novela familiar, una historia sin mayúsculas, pero llena de historias, de fabulosas cotidianeidades.»
Javier Goñi, Mercurio

 

«[Lo que a nadie le importa es] Una novela cuyo argumento no se impone sobre el estilo y cuya lectura nos demuestra, acaso con más intensidad que su antecesora, que su autor es un narrador magnífico.»
Álvaro Colomer, Cultura/s (La Vanguardia)