La exposición La pequeña Alemania de Zaragoza, comisariada por Beatriz Lucea y quien esto les escribe, basada en mi libro Soldados en el jardín de la paz, está incluida en la programación de Zaragoza en Blanco, que se celebra esta noche. Permanecerá abierta hasta las 3.00 de la madrugada. Supongo que, pasada la medianoche, cuando la afluencia a los museos se haya relajado un poco, mi expo será un refugio estupendo tanto para el amor como para el crimen. Si aprovechan para lo segundo, por favor, no me manchen las fotos y las vitrinas de sangre.

About these ads